fb-pixel

Pulsera de mujer azul, blanca y beige con ágata, moonstone y turquesas - Sand

44,95 €
Cantidad

La pulsera hecha y cosida a mano “SAND” proporciona a tu look luminosidad y color. Elaborada con ojo de gato, turquesas, moonstone, ágatas, perlitas de hematite plateado y nácar, es una pulsera de estilo veraniego preciosa y con movimiento.

© Producto diseñado en Cloris.

Dimensiones: 16 cm de diámetro (incluye cadena extensora de 5 cm) y 1 cm de ancho.

Cierre: cierre de gancho.

Elaboración: hecha y cosida a mano en España.

  • Envíos GRATIS para Europa: 3-5 días laborables.
  • 10% de descuento en tu primera compra.
  • Todas tus compras tienen regalo.
  • Diseñado y hecho a mano en España.

Si quieres saber más de por qué comprar un diseño de Cloris, pincha en este enlace.

¿QUÉ ROPA ME PONGO CON ESTA PULSERA?

Uno de los colores imprescindibles es el azul, y si es un azul intenso y vibrante mejor. Te dará esa luz y brillo que tan bien te sienta. Por supuesto va combinado con su otro gran aliado, el color plata.

Esta pulsera es fina, por lo tanto quedará perfecta si tu brazo es mediano y tus dedos finos. También lucirá muy bien en una muñeca ancha con las uñas en tonos plateados o perlados (y cómo no, azul).

Para combinar con las prendas y siempre pensando en lo que mejor le acompaña a la pulsera, recuerda que los colores fríos son lo suyo.

Elige la combinación que más te guste, pero preferiblemente en la gama de los plateados, azules, verdes y lilas. En el caso de combinar este azul, siempre es mejor combinar con un lila pastel.

Una idea: si tienes un vestido blanco, combínalo con otro complemento, por ejemplo, zapatos, bolso, fular... de colores de la gama fría pero que tengan un tono intenso.

OCASIONES DONDE LUCIR ESTA PULSERA

Le pusimos de nombre Sand porque nos recordaba a la visión del mar desde la toalla. Esa combinación de colores de la arena y el agua inspiró esta pulsera, y sin duda es en un ambiente playero donde más lucirá.

¿Quién sabe? Una tarde de mojitos en tu chiringuito preferido o un paseo por la playa. Quizás de compras por los mercadillos de verano mientras te pruebas mil sombreros de colores.

Es perfecta para esos momentos desenfadados que se convierten en recuerdo del verano. ¿Ya te lo imaginas?

— Rosa Navarro cloris

También te pueden gustar...